ARTÍCULOS Y CAPÍTULOS DE LIBROS

Francisco Colom González: Los espacios urbanos de la democracia. Del ágora a la plaza, en ARBOR. Ciencia, Pensamiento y Cultura, Vol. 198, 803-804, enero-junio 2022, a635 | ISSN-L: 0210-1963, https://doi.org/10.3989/arbor.2022.803-804002

A lo largo de la historia la ciudad ha constituido el espacio por excelencia de la democracia. Esta es la razón por la que reconstruyendo la cambiante funcionalidad de los espacios urbanos podemos rastrear la genealogía de la esfera pública. Este artículo aborda el estudio de las prácticas democráticas a través de los lugares de la ciudad en los que se han desarrollado, particularmente las plazas públicas. Las plazas se presentan desde esta perspectiva como un espacio agonístico añadido a las instituciones formales de representación política.

Francisco Colom GonzálezDe la ciudad como utopía a la utopía de la ciudad, en Francisco Colom González (coord..): Pasajes del pensar. Ensayos sobre filosofía, literatura y sociología en homenaje a José M. González García. Bilbao, Publicaciones de la Universidad de Deusto, 2020, pp. 135-174. ISBN: 978-84-1325-119-6

El papel de las ciudades no sólo ha sido importante por su función geopolítica y económica. Su desempeño ha sido igual de concluyente en la historia cultural, particularmente en Occidente. La ciudad fue concebida por los griegos como el espacio idóneo para el desarrollo de la naturaleza humana. Desde entonces, la imaginación política de la ciudad ha asumido múltiples formas como referencia idealizada para una vida moral y materialmente plena. Este texto explora las distintas representaciones urbanas del imaginario social emancipatorio y las connotaciones que se le han ido adhiriendo en la historia del urbanismo

Francisco Colom González: Max Weber y ‘La ciudad’. Una interpretación a la luz de la experiencia hispanoamericana, en Álvaro Morcillo Laiz y Eduardo Weisz (eds.): Max Weber en Iberoamérica. Nuevas interpretaciones, estudios empíricos e interpretación. México, Fondo de Cultura Económica – CIDE, 2015, pp. 419-446. ISBN: 978-607-16-2130-6

El texto de Max Weber que ha llegado hasta nuestros días con el título de La ciudad es un manuscrito póstumo e incompleto editado por su viuda, Marianne Weber. Las circunstancias que rodearon el descubrimiento del manuscrito, los cambiantes subtítulos añadidos al mismo,  así como la articulación interna del texto, han llevado a que se haya perdido buena parte de su sentido original. Pese a que podemos observar el surgimiento de ciudades en distintas zonas geográficas y momentos históricos, el proceso occidental de urbanización ofrecía para Weber características extraordinarias. Con él se dio la génesis histórica de unas formas específicas de socialización política y el surgimiento de una clase urbana autónoma con intereses económicos diferenciados. Dada la importancia de las ciudades en la colonización de la América española y en el posterior desarrollo histórico de ésta, la teoría urbana de Weber posee un potencial que ha sido escasamente aprovechado. La colonización de América forma parte de la dinámica de expansión occidental por el globo. La proliferación de ciudades en la América española proyectó sobre el Nuevo Mundo un proceso de consolidación urbana cuyas condiciones sociales, políticas y culturales habían madurado en Europa durante la baja Edad Media y culminaron en el Renacimiento. Las sociedades coloniales, aunque sometidas a la dependencia de la metrópolis, fueron por ello a su manera sociedades occidentales. La ciudad hispanoamericana constituye en este sentido una variante de la ciudad occidental y en ella pueden reconocerse muchos de los rasgos descritos por Weber en su obra. Aun así, la transposición de las categorías urbanas europeas a América debe ser matizada, ya que no sólo existe un desfase de varios siglos entre los procesos descritos por Weber y el desarrollo de las ciudades al otro lado del Atlántico. Su estratificación interna fue asimismo cualitativamente distinta de la europea. El estudio comparado de los procesos de urbanización en el Viejo y en el Nuevo Mundo nos permite comprender mejor las características propias de la historia social y política hispanoamericana y sus vínculos, similitudes y diferencias con la historia europea. 

Francisco Colom GonzálezLa ciudad en la tradición política hispanoamericana, en TEORIA E CULTURA (Brasil), Número monográfico sobre: Cidade, Música, Tempo, Barroco, Vol. 8, Núm.2  (2013), pp. 9-29. ISSN: 2318-101X

La territorialidad, entendida como espacialidad política, no es una dimensión meramente física, sino una producción social: el vínculo entre espacio, historia y poder. La territorialidad política del mundo hispánico ha sido en este sentido eminentemente urbana. Uno de los rasgos más característicos de su tradición política radica en su íntima conexión con la ciudad. El sujeto político hispano lo ha sido históricamente en su condición de sujeto urbanizado, un rasgo que alcanzó su pleno significado en la empresa americana. Desde el municipium romano hasta los modernos movimientos populistas, la condición urbana ha marcado el nomos territorial de las sociedades hispanas. En este texto se ofrece una mirada histórica de largo recorrido sobre el cambiante papel de la ciudad en la tradición política hispanoamericana: sus ritos y pautas fundacionales, la función de sus órganos de gobierno durante el período colonial, su contribución a la formación de las naciones y su papel como escenario de los movimientos de masas del siglo XX.